23 de abril
Este Sant Jordi regalad, leed, quered.

Cada año a medida que se aproxima el día nos bombardean con la imagen del caballero sanguinario, la princesa y el dragón feroz. Y, hoy, ha llegado el 23 de abril, Sant Jordi. Día de leyenda, de rosas y libros, de calles llenas de gente buscando y revolviendo entre paradas de libros y rosas.


Es bonito pasear por las calles y ver gente con rosas en la mano, con una sonrisa de felicidad de oreja a oreja. Ver familias buscando el libro más adiente para los más pequeños, a ver si con un poco de suerte los enganchan al placer de la lectura. Ver que parejas, mayores y jóvenes, dejan las vergüenzas en casa y demuestran su amor y felicidad por las calles llevando una rosa o un libro.


La tradición es muy bonita. Pero nosotros en este día muy especial, queremos dedicar unas palabras de una persona que lo es aún más: Joana Raspall.


'¡Feliz día a todas las princesas que quieren montar a caballo, que no esperan aburridamente a ser salvadas y que se comen a mordiscos la rosa de mazapán! ¡Feliz día a todos los caballeros que saben más y quieren más que mancharse de sangre, que son creativos y nobles con sí mismos y que se dejan salvar cuando les hace falta! ¡Feliz día a todos los dragones que luchan por encontrar su lugar en el mundo, que retan los prejuicios de su entorno para redescubrirse y ofrecer todo lo que llevan dentro! ¡Feliz día a todas las personas que disfrutando de quiénes son y de dónde vienen siguen abiertas a pensar -en grande y en voz alta- el lugar hacia donde quieren ir! '- Joana Raspall.