Buenas noticias sobre los juegos de sus hijos
En 2004, dos neurocientíficos de la Universidad de Rochester fueron los protagonistas en los titulares de los Estados Unidos por su hallazgo: jugar
Los niños que juegan a los juegos complejos de hoy en día aprenden a pensar a través de la experimentación con lo que llaman los científicos ensayo y error, aprenden a entender y a manipular sistemas altamente complicados. Para vencer estos juegos complejos los niños deben aprender, a través de razonamientos complicados, a crear estrategias para superar los obstáculos y tener éxito. Un ejemplo que los investigadores han descubierto es que los jugadores de videojuegos son mejores en tomar riesgos prudentes en los negocios que los que no son jugadores de videojuegos habituales. Los jugadores de videojuegos son mejores en la búsqueda de información de varias fuentes, al reunir datos procedentes de varios lugares y convirtiéndolas en una imagen coherente, y toman buenas decisiones con rapidez. Además, tal y como se ha podido observar, los jugadores de videojuegos se convierten en expertos en multitareas y la realización de procesos en paralelo. Y, cada vez más, los jugadores son mejores en colaborar con los demás gracias a las redes sociales.